martes, octubre 17, 2006

Galería. 02. Miranda Robledo. (ampliado1).

La inexactitud de lo que Miranda puede darnos a entender de su personalidad, es tan clara, como la imagen que nos queda de ella cuando la vemos pasar.
Su andar inseguro contrasta con esa mirada directa a los ojos, y esa voz fuerte para una mujer, y femenina para un hombre. Su pelo castaño, y sus ojos azules, no se hacen mala compañía. Queda un recuerdo duradero, pero no por atractivo, sino por original. Algunos creen que es inovlidable, los pocos, los muchos simplemente saben quien es. Miranda, la peluquera.

Llegó hace unos años de la capital, y ya hace seis que abrió la peluquería. Justo en medio de la calle grande.
Don Berto, el farmaceutico, se quedó medio afilado, al enterarse de que alguien del mismo Madrid iba a abrir un negocio en la calle grande. Incluso en su fuero interno intentaba no saludarla cordialmente, algo que su cara le impedía, pues llevaba muchos años poniendola buena al mal tiempo, y claro ante aquella mujer pues "mas que mas". Cuando colgó el cartel de peluquería ese hombre salió de la farmacia, tras colgar el cartel de vuelvo en un momento, y se dirijió hacia el nuevo local, y le dió un gran abrazo, la besó dos veces, y le dijo: -espero que brindemos con este whisky que reservo hace años para una ocasión especial, cuando inaugures tu peluquería-.
Miranda, con su original composición facial, le miró, y le contestó: -Berto, serás el primero en enterarte-. A él le gustó que le tuteara.

---
Con el tiempo, Berto se dió cuenta que su alegría por no ser desbancado como el personaje mas relevante del pueblo, fue pasajera. Pero en realidad no lo importó, pues Miranda, había cautivado a todos.

---
El viento ondea su pelo castaño, que brillando bajo el sol, parece rubio. Su palida cara, con el sol torna sobre el color de las natillas. Y eso la compone para recoger bajo su fina nariz, una boca de jugosos labios. Dos gusanos de seda, los habia bautizado Elias, años atrás, cuando ambos se miraban con el desconcierto de ser primos. Su despejada frente dejaba descansar unas estrechas cejas, que cubrían a modo de sabios trazos de genio, sus ojos azules . Esos ojos que tanto habían dado que hablar siempre, y que ella intentaba esconder a los desconocidos, con gafas de todo tipo. Y aquella cicatriz, que le caía como una lágrima por la mejilla, perfectamente cosida a su cara y a su alma, casi impercetible, pero presente.

5 comentarios:

eva dijo...

que historia tiene miranda? que esconde? por que se fue de madrid para montar una peluqueria fuera? que edad tiene? hablamos de personas de unos 40 años? por que si es asi ya tienen una historia que contar, tengo mas preguntas pero prefiero no abrumarte... besos con aires del sur

BAR dijo...

SERA Q ELLA ESCONDE TRAS DE SU ESCOTE UN EL,? ME REFIERO A SU OFICIO Y SU APARIENCIA...TODO UN TRANSEXUAL...ESA ES LA IMPRESION QUE ME DÁ.
DE DONDE SACO EL DINERO PARA PONER UNA PELUQUERIA?

Eulalia dijo...

No visualizo a Miranda ¿Qué tiene de original una cara con ojos azules y pelo castaño?
Extiéndete más, anda, porfa.
Un beso.

Esther Hhhh dijo...

¿qué le pasa a Berto? ¿por qué hace tantos años que le pone buena cara al mal tiempo? ¿vive solo? o mejor ¿vivia solo cuando llegó miranda? ¿y por qué la recibio de ese modo, ofreciéndole su mejor wwhisky cuando en principio no le hacía ninguna gracia la llegada de alguien de madrid?
¿recibe así a todo el mundo?
¿y qué hay de miranda?¿que esconde su mirada, para ser tan inquietante? ¿es buena peluquera? ¿ama a alguien? ¿por qué es pelquera?
¿y que pasó con ellos? han pasado 6 años desde que abrió la peluquería y berto la recibió ¿qué pasó después del whisky? ¿son amantes, amigos, enemigos? ¿se odian? ¿son indiferentes el uno para el otro?
¿y por qué se va miranda de madrid?
¿por qué su cara es original?¿como son sus labios y su nariz y su frente?
Besitos

Esther Hhhh dijo...

¿qué le pasó en la cara, quien le hizo la cicatriz?¿por qué quiere ocultar sus ojos, si son tan hermosos?
Besos