lunes, junio 09, 2008

La verda de todo.

Verdaderamente no estoy interesado en saber si mi blog se lee o no. Es una verdad. Lo promoví en su momento entre mis amistades; ya no se lo recuerdo a nadie. Lo que me pregunto es quién me sigue leyendo. Recibo una media de 12 visitas diarias, y cuando publico el que visita lo lee. Me lo dicen las asombrosas estadísticas de las que uno puede disponer con estos cacharros.

Verdaderamente estoy interesado en saber lo que opinan los que leen mi blog. Esta afirmación no solo es coherente con el principio de la reflexión sino vivamente cierta. La cuestión ahoras es: porqué el que lee no deja un comentario. ¿Quizás ya navegamos con prisas? Pues vaya. Si no es así y simplemente la lectura no les genera nada que comentar. Pues vaya.

.

1 comentario:

Folken dijo...

yo sigo entrando, pero pocas veces tengo algo que decir, o lo que veo normalmente ya lo he visto.