sábado, noviembre 11, 2006

Una atrevida, pero digna invitación.

Hay veces que uno disfruta de determinadas cosas con deleite solidario. Me refiero cuando uno paladea por ejemplo, una buena película o un buen libro y quiere compartirlo con amigos y cercanos. Sucede tambien con los buenos vinos y como no, con las buenas recetas.
Cuando uno se enamora tambien sucede. En cuanto puedes muestras la causa de tu desazón, mirándola y presentándola a propios y extraños.

Las nuevas tecnologías nos permiten disfrutar en ciertas ocasiones de algunos de estos momentos solidarios. Copias el anécdota o el chiste gracioso y se lo mandas por email a los compañeros de tu departamento para reirte despues con ellos en el cafe, o a la salida de la jornada.

En esta ocasión quiero compartir con todos los visitantes de esta humilde morada, el nacimiento de un nuevo blog. Es para mi un placer poder comprobar que por fin almafuerte ha estrenado su espacio en la red. Os pido además abusando de vuestra generosidad que le comentéis algo en su primer post, para que reciba el necesario apoyo de los mismos.


Gracias

2 comentarios:

Almafuerte dijo...

Es gratificante ver como detrás de unas líneas hay alguien que atiende a su significado. Uno no sabe nunca para quien escribe, tal vez sea sólo para mi mismo, para responder a las preguntas que no encuentran respuesta lejos de mi. Espero poder seguir leyendo, de manera más o menos regular, los destellos que salen de un espejo en el que me consta entra mucha luz.

BAR dijo...

voy para allá..

Un beso